Mejores Mandos a Distancia Universales

Factores a tener en cuenta antes de comprar un mando a distancia universal

¿Cómo funciona un mando a distancia universal?

Los mandos a distancia que usamos todos los días para controlar a distancia los aparatos electrónicos de nuestro hogar – desde la televisión, la caja de satélite hasta la barra de sonido – se basan en el mismo principio básico. Para transmitir un comando, un circuito electrónico hace que se emita una señal electromagnética al pulsar una tecla, que puede ser interpretada correctamente (a través de un sensor especial) por los productos que queremos controlar.

La radiación infrarroja (IR inalámbrica) se utiliza generalmente para los mandos a distancia domésticos, que normalmente no requieren el uso de distancias particularmente largas. Éstos son emitidos por un pequeño LED, capaz de proporcionar una señal suficientemente potente para cubrir hasta 20 m de distancia (en presencia de obstáculos, como paredes y muebles, la cobertura se reducirá en proporción a su número y grosor.

Cada llave corresponde a un código binario particular, normalmente diferente para cada fabricante, que el circuito dentro del mando a distancia convierte en impulsos de luz muy rápidos.

Cada dispositivo responde obviamente a señales diferentes, codificadas de acuerdo con un estándar específico y válidas sólo para ese producto en particular. En comparación con los mandos a distancia que se pueden utilizar con un solo dispositivo, los mandos a distancia universales tienen la particularidad de ser capaces de almacenar un gran número de códigos diferentes, pudiendo así emitir señales y conjuntos de comandos diferentes.

Esto es cada vez más ventajoso, dada la continua multiplicación de productos electrónicos en nuestros hogares y la creciente necesidad de controlarlos con el menor tiempo y esfuerzo, así como espacio posible.

Compatibilidad

El primer factor a tener en cuenta al comprar un mando a distancia universal es el nivel de compatibilidad ofrecido. Por lo tanto, tanto el tipo como el número de dispositivos a conectar al mismo tiempo deben evaluarse previamente (normalmente 2 para los productos más simples, hasta 15 para los más caros).

En efecto, el mercado ofrece una amplia variedad de productos, entre los que se pueden encontrar tanto productos de gama baja, compatibles sólo con descodificadores de TV y satélite, como dispositivos que aprovechan las tecnologías avanzadas para permitir el control remoto de todos los elementos que componen una vivienda moderna e inteligente.

Con los modelos de gama alta ahora es posible, por ejemplo, ajustar el termostato de la vivienda, bajar las persianas, encender la luz o programar el sistema de alarma de la vivienda con un solo mando a distancia.

Además del tipo de dispositivos compatibles, también es esencial comprobar si existen restricciones sobre las marcas y modelos compatibles. No todos los mandos a distancia universales permiten controlar televisores, decodificadores o reproductores Blu-ray de todos los fabricantes, limitándolo a un número muy reducido de elementos.

Si esto parece ser una contradicción (la definición «universal» debería garantizar una excelente compatibilidad), es un hecho que muchos mandos a distancia están diseñados para funcionar correctamente sólo con una serie de productos concretos.

Aunque generalmente es posible llevar a cabo una configuración manual, haciendo posible el uso del mando a distancia incluso con modelos no preestablecidos, es importante tener en cuenta que esto puede tomar un cierto tiempo que no todos los consumidores están dispuestos a invertir.

Actualizaciones

Con la rápida evolución de la tecnología y la difusión de nuevos dispositivos, la posibilidad de instalar fácilmente actualizaciones relacionadas con los últimos productos es un factor a tener muy en cuenta, especialmente si tiene varios elementos que conectar con su mando a distancia universal.

Existen varios métodos mediante los cuales se puede realizar una actualización. Algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de conectarse vía USB a un software en línea desde el que se pueden descargar fácilmente datos de configuración para múltiples dispositivos, otros ofrecen un servicio vía SMS, mientras que otros, los más avanzados, también disponen de una aplicación dedicada descargable en su smartphone.

En la actualidad, la mayoría de los fabricantes proporcionan al cliente una base de datos en constante evolución que le permite mantener su control remoto siempre actualizado. Sin embargo, antes de comprar, es conveniente informarse sobre la forma en que se puede llevar a cabo esta operación y elegir la que mejor se adapte a sus necesidades y habilidades técnicas.

Funciones

La mayoría de los mandos a distancia universales modernos no sólo ofrecen la posibilidad de controlar a distancia sus dispositivos electrónicos, sino que también proporcionan al usuario una gama de funciones adicionales más o menos avanzadas, dependiendo del modelo y el rango de precios. Veamos en detalle las más extendidas:

  • Personalización: Muy a menudo para completar una operación en su televisor inteligente, consola de juegos o sistema Hi-Fi necesita pulsar un conjunto preciso de teclas en sucesión. Cada combinación debe realizarse en el orden correcto y en poco tiempo, lo que puede generar confusión, especialmente cuando se desea controlar varios dispositivos al mismo tiempo. Para evitar este inconveniente, muchos mandos a distancia universales ofrecen la posibilidad de personalizar tanto teclas individuales como combinaciones particulares de las mismas. Esto le permite realizar rápidamente una serie de operaciones más o menos complejas, gracias a un simple toque;
  • Canales favoritos: especialmente útil para aquellos que tienen una suscripción a la TV vía satélite, esta función te permite crear una lista con tus canales favoritos, evitando así largas búsquedas por parte del usuario. Alternativamente, algunos modelos tienen algunas teclas que no tienen ninguna función en la que inicialmente se puede almacenar los canales más vistos (y a veces pegar un sticker dedicado, suministrado con el mando a distancia);
  • Conexión Wi-Fi y Bluetooth: desde hace algunos años, los modelos de control remoto universal más avanzados han sabido aprovechar la tecnología Bluetooth y a veces WiFi, así como los rayos infrarrojos tradicionales. Esto le permite conectar más dispositivos, incluyendo teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras, equipos de realidad virtual (como VR Boxes) y más. El uso de WiFi es potencialmente muy útil para aquellos que tienen varios dispositivos inteligentes en su hogar, desde el aire acondicionado hasta el refrigerador, ofreciendo la posibilidad de un control aún más amplio;
  • Control a través de smartphones, ordenadores o tablets: entre los productos de gama media-alta se encuentran los mandos a distancia universales que se pueden conectar a una aplicación dedicada, descargables en los dispositivos móviles o en el ordenador (generalmente, la compatibilidad va desde Windows hasta las últimas versiones de Mac OS X). Esto le permite configurar el mando a distancia de una forma extremadamente sencilla y rápida, además de añadir con gran facilidad los elementos de personalización que serían complejos de configurar sin la ayuda de una interfaz digital. Algunas aplicaciones tienen una función real dedicada al control de las automatizaciones domésticas, capaz de trabajar no sólo cuando se está en casa, sino también en movimiento;
  • Pantalla táctil: siempre limitada a productos de gama alta, la integración de una pantalla táctil, combinada con la limitación de botones analógicos, aporta ventajas y desventajas. Si bien es posible controlar las conexiones y los controles de sus dispositivos electrónicos de una manera mucho más intuitiva, es potencialmente delicada e inapropiada para un uso descuidado. Aunque la calidad del mando a distancia puede ser superior y el número de acciones posibles claramente ventajoso, no es aconsejable comprar un producto de este tipo si no se tiene un cuidado especialmente escrupuloso.

Fuente de alimentación

Se debe dedicar una nota aparte a la batería, un elemento que a menudo se pasa por alto, lo cual es un factor muy importante en la elección del mando a distancia universal. Si no le gusta usar baterías desechables que requieren un reemplazo más o menos frecuente, puede encontrar dispositivos que utilizan baterías alcalinas recargables en el mercado, o baterías de litio incorporadas que, aunque necesitan ser recargadas con más frecuencia, ofrecen una vida media mucho más larga. En este caso, el embalaje del producto suele incluir también una base que actúa como cargador y soporte.

¿Son importantes los materiales?

Los mandos a distancia universales están compuestos por varios componentes, cada uno de los cuales consta de diferentes materiales. Desafortunadamente, en el momento de la compra es difícil evaluar los elementos internos (circuito eléctrico, baterías integradas, LEDs infrarrojos), mientras que el revestimiento externo tiende a ser considerado con más detalle.

Normalmente se compone de goma (para llaves) y material plástico (para el cuerpo del mando a distancia), a veces con piezas de silicona que permiten amortiguar las caídas y, en general, proteger el mando a distancia de los choques.

Por supuesto, los plásticos pueden tener diferentes grados de resistencia y robustez, un factor a tener en cuenta en caso de un uso especialmente intensivo o descuidado del producto, un problema común en familias con niños pequeños.

También debería reservarse un debate aparte para la última generación de mandos a distancia universales, que incluyen una pantalla táctil y permiten un control sencillo e intuitivo de múltiples dispositivos. Aunque la tecnología táctil ha sido ampliamente difundida desde hace mucho tiempo, la calidad de la pantalla puede no ser óptima y hacer que la selección de los controles sea bastante frustrante.

Si bien es difícil juzgar la calidad de estos artículos antes de la compra, otros dos factores importantes pueden ser tenidos en cuenta: la marca y el precio.

¿Es importante la marca?

Aunque hay productos de gama baja que pueden satisfacer en gran medida las necesidades de la mayoría de los consumidores, la marca comienza a desempeñar un papel clave cuando se desea comprar un dispositivo con altas especificaciones técnicas y características.

A menudo, de hecho, la marca no sólo implica mayores costes y un diseño futurista, sino que también trae consigo una serie de ventajas no desdeñables. La calidad de los materiales, la vida media del producto, la frecuencia de actualización de la base de datos, el número de dispositivos compatibles con su mando a distancia y el servicio al cliente profesional son sólo algunos de los elementos que pueden hacer que usted prefiera un modelo fabricado por un fabricante aclamado.

Hay que decir que es posible encontrar en el mercado dispositivos de excelente marca a precios extremadamente ventajosos, compatibles con el número y complejidad de las funciones ofrecidas.

¿El precio es importante?

Como hemos señalado, no es necesario gastar cantidades considerables de dinero para tener un buen control remoto universal. A partir de una cifra de alrededor de 10 € es posible encontrar un producto que permita un número razonable de acciones y garantice una buena compatibilidad con la gran mayoría de las grandes marcas.

Sin embargo, si usted está buscando un dispositivo que tenga unas especificaciones técnicas particularmente avanzadas, que sea compatible con los diversos elementos de nuestro smart home, que pueda ser controlado remotamente a través del smartphone y una aplicación hecha ad hoc, es difícil encontrar un producto válido sin invertir una cantidad de dinero considerable. Los mandos a distancia universales de gama alta pueden costar más de 300 €, lo que ciertamente no es asequible para todos.

Como siempre, el elemento más importante a tener en cuenta, que será decisivo para la compra, son sus propias necesidades: si sólo tiene un televisor y reproductor de DVD será absolutamente inútil comprar un mando a distancia universal de gama alta. Si, por el contrario, ya dispone de climatizadores y frigoríficos inteligentes, sistemas hi-fi de alta calidad y un televisor inteligente conectado a consolas de última generación, seguramente una inversión adicional en un sistema que le permita controlar todos sus dispositivos a través de un único mando a distancia puede ser una elección decididamente sensata.

¡Haz clic para puntuar esta guía!
(Votos: 1 Promedio: 5)